Llamo en llantos a urgencias y les dijo que su bebé no respiraba, en la autopsia revelan la fatal verdad

El derecho de ser padre de un bebé es algo que todos debemos tener. Sin embargo, hay personas que simplemente no merecen recibir tal derecho. Esto se debe a que lo ejercen de una forma errónea poniendo en peligro a los demás.

La historia que te traemos el día de hoy es devastadora. La verdad es que no entendemos cómo puede haber personas tan perversas en el mundo. Eso nos enseña que no podemos confiarle nuestro bebé a nadie, aunque sea de nuestra confianza.

El viernes 1 de diciembre la central de urgencias de Utah, en los Estados Unidos, recibió una llamada. Del otro lado del teléfono se encontraba un joven de 19 años llamado Clint Nokes. Llamó llorando porque su pequeño hijo de solo 7 semanas dejó de respirar.

De inmediato la ambulancia llegó al lugar de los hechos y trataron de revivir al pequeño. Lamentablemente ya era demasiado tarde para él. Aun así, lo llevaron al hospital, donde trataron de revivirlo, aunque tampoco pudieron. Sin embargo, la muerte del bebé no se quedaría en el aire, como si nada hubiera pasado.

Se abre una investigación

El padre fue sometido a un interrogatorio para saber lo que había sucedido. Este le contó a la policía que había tratado de poner a eructar a su bebé luego de alimentarlo. Sin embargo, el pequeño no eructaba. De repente, el niño se puso muy mal y dejó de respirar.

En ese momento, él llamó a su novia, la madre del bebé, llamada Krista Larsen, para contarle todo. Luego llamó a emergencias, quienes se llevaron al bebé consigo. Sin embargo, la policía dejó de creer en la historia del padre cuando salieron los resultados de la autopsia.

La autopsia decía algo muy diferente a lo que el padre contaba sobre la trágica muerte del bebé. Este examen rebelaba que el niño tenía fuertes golpes en el pecho y la cabeza. También se encontraron signos de hemorragias cerebrales en el pequeño.

Su madre jamás pensó que este anciano le diría esto a su hija, cuando la niña lo llamo VIEJO
Aunque los médicos trataron por todos los medios de salvar al pequeño, ya no podían hacer nada. Finalmente, el bebé terminó falleciendo el 2 de diciembre de 2017, según reporta Fox 13. ¡Que lamentable perdida de una vida inocente!

En otras palabras, la autopsia había revelado que la causa de la muerte del niño, no fue no poder respirar. Había algo todavía peor que no había salido a la luz y la policía estaba decidida a descubrirlo. Según los resultados de la autopsia, el bebé tenía fracturas el cráneo, sangre en la medula ósea, hemorragias en los ojos y algunas fracturas en otras partes del cuerpo.

Se descubre la verdad

Debido a eso, la policía sometió a un interrogatorio mucho mas fuerte al padre del bebé. Su objetivo era lograr que la verdad saliera a la luz. Entonces, luego de mucho tratar y forzar, el padre del bebé admitió todo.

Vea también: Durante 3 años oían ruidos raros en casa de su madre, entonces puso una cámara oculta. Video

Clint admitió que no pudo aguantar mas cuando el bebé no dejaba de llorar. Por eso, explotó de furia y tiró al niño al sofá, lo cargó de una pierna y lo sacudió mientras estaba al revés. Unos días antes también lo había dejado caer de cabeza en el lavamanos del baño. Estos actos tan violentos le provocaron muchos daños al niño, quien posteriormente terminó muriendo.

Luego de admitir su crimen, Clint fue puesto bajo custodia y a la fecha todavía espera su juicio. No sabemos que va a pasar, pero esperamos que pague por el daño que le provocó a su inocente bebé. Y tu ¿Qué piensas de lo que hizo este padre? ¿Cuál crees que debería ser el castigo por cruel acto de violencia? ¿Qué habrá pasado con la madre? Coméntanos la respuesta y comparte esta noticia en tus redes sociales.